Editorial

Leonel Fernández como líder de la oposición

La realidad es que Leonel Fernández ha mejorado su imagen pública, ha dejado atrás la percepción de corrupción que le arropó después de salir del gobierno en el 2012. Entonces se hicieron juicios populares y se reclamó su sometimiento a la justicia.

Por Acento.com.do

Leonel Fernández entregando cajitas para pobres en Santiago. A su lado el senador Félix Bautista.

Hay quienes piensan que el presidente Luis Abinader cometió un error al responder a Leonel Fernández sus críticas contra el gobierno, porque con esa decisión acaba de convertirlo en el principal opositor al gobierno del Partido Revolucionario Moderno.

Otros dicen que Leonel estaba aspirando a una respuesta del presidente Luis Abinader, no de su gobierno, para terminar de ganarle la batalla al Partido de la Liberación Dominicana y a Danilo Medina, y de paso concluir un proceso se que se inició con la formación del partido Fuerza del Pueblo, para succionar a la mayor cantidad de dirigentes y militantes, y ser el principal partido de oposición.

Otros opinan que Leonel Fernández, con la respuesta que recibió de Luis Abinader, le metió un gol al presidente de la República, y de paso también consiguió otro gol en su lucha por el control de la militancia del PLD, que necesita convencerse de que es Leonel y no Danilo el gran líder que podría enfrentarse a Luis Abinader en las elecciones del 2024. Es decir, que con la respuesta de Luis Abinader, Leonel mató dos pájaros de un tiro.

Los perremeistas y simpatizantes de Luis Abinader comienzan a despertar por el crecimiento y el protagonismo de Leonel Fernández en la actividad política opositora. Lo pensaban un dirigente político desgastado, desprestigiado, con una larga cola de actos de corrupción y de corruptos a su lado que tendría muchas dificultades para poder conformar una opción de poder.

Estos mismos simpatizantes del PRM y de Luis Abinader creen que el gobierno debía darle algún estímulo al PLD y a Danilo Medina, para que se recuperen y enfrenten a Leonel Fernández. Sin embargo, Danilo y su partido están en una complicada situación de desánimo, de repliegue y de autoprotección frente a las acusaciones del Ministerio Público en diferentes procesos, que afectan especialmente a la familia de Danilo Medina y a su entorno más cercano.

Las últimas encuestas que se conocen fueron diseñadas o patrocinadas por personas cercanas a Leonel Fernández. Y en esos resultados Leonel aparece por encima de cualquier de los precandidatos presidenciales del PLD, aunque no resulte lo mismo cuando se comparan los datos del PLD frente a Fuerza del Pueblo.

La realidad es que Leonel Fernández ha mejorado su imagen pública, ha dejado atrás la percepción de corrupción que le arropó después de salir del gobierno en el 2012. Entonces se hicieron juicios populares y se reclamó su sometimiento a la justicia. Guillermo Moreno preparó un sólido expediente acusatorio que fue rechazado por el Ministerio Público. El ex presidente descansó y aguantó los golpes de la trama danilista de reformar la Constitución y organizar la reelección, vinculando a Leonel con Quirino Ernesto Paulino Castillo.

A partir de entonces se centró la lucha anticorrupción en el caso Odebrecht y en la persecución de los sobornos de esa empresa en el país, lo que posibilitó el surgimiento de Marcha Verde y los reclamos contra las exclusiones de peledeistas y danilistas del expediente Odebrecht. La Procuraduría General de la República, encabezada por Jean Alain Rodríguez hizo grandes esfuerzos para no tocar a los danilistas con ese caso. Al final quedaron todos excluidos, con la única excepción de Víctor Díaz Rúa, un hombre de la confianza de Leonel Fernández.

LOs nacidos en el año 2000 hoy son votantes activos, y no tienen recuerdos frescos de lo ocurrido en el país antes de esos acontecimientos, y los casos de corrupción de Leonel Fernández se recuerdan poco o nada, porque esos nuevos votantes eran jóvenes cuando ocurrieron. Ese es un argumento a favor de Leonel Fernández.

El otro argumento es que al Ministerio Público se le complica asumir ahora expedientes de los gobiernos de Leonel Fernández, porque algunos han sobrepasado el tiempo para la extinción penal, y otros porque se han dormido en los archivos de la Procuraduría General de la República. Esos elementos benefician a Leonel Fernández, y podrían estar induciendo al PLD, incluyendo a Danilo Medina, a brindar respaldo a Leonel frente al enemigo que lo persigue a él y a su familia más cercana, porque es el responsable de haber designado un Ministerio Público que optó por perseguir la corrupción de los últimos 8 años de gobierno.

Estas son las reflexiones que se hacen en torno a la decisión del presidente de enviar al público a revisar Google para enterarse de los actos de gobierno o desgobierno de Leonel Fernández entre los años 2004-2012, que son los más terribles que se conocen de la administración de Leonel Fernández al frente del Estado, porque hubo corrupción que jamás fue perseguida por los dos gobiernos del presidente Danilo Medina, quien dijo que no tiraría piedra hacia atrás respecto a los temas de corrupción del pasado.

El trasfondo de todo esto es el proceso electoral del 2024, para el que todo el mundo se está poniendo en posición de arranque, como competencia política de primer orden, en el que Leonel quisiera presentarse como el gran ungido y el gran favorecido, sin lastre, sin Google y sin la larga cola que arrastra en esa terrible materia.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes