/ Noticias por fecha

Noticias detalle

Actualidad

Durante administración de Matos Berrido, el BNV cometió “errores” por 137.5 millones en 2006

El estatal BNV cometió “errores” por 137.5 millones de pesos en 2006

En 2005 los inmuebles fueron vendidos a una compañía aseguradora por 53 millones 600 mil pesos, y se produjo, según los auditores de la Cámara de Cuentas, una pérdida de 16 millones 109 mil 360 pesos en la transacción

El estatal BNV cometió “errores” por 137.5 millones de pesos en 2006
Leonardo Matos Berrido. Acento.com.do/Archivo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  El Banco Nacional de Fomento de la Vivienda (BNV), en la gestión de Leonardo Matos Berrido, en 2006, cometió una serie de irregularidades que van desde sobre valuación de obras hasta préstamos leoninos que le costaron al Estado Dominicano más de 100 millones de pesos.

Una auditoría que le hizo la Cámara de Cuentas de la República al BNV, y de la cual Acento.com.do obtuvo una copia, muestra entre sus principales hallazgos un contrato para ejecución de un proyecto habitacional, que terminó con un incremento de un 163 por ciento del monto del contrato original.

Al contrato firmado en 2001 entre el BNV y la Compañía Dominicana de la Construcción  (CODOCON), le hicieron dos adendas, o anexos, la primera en 2003 por valor de 42 millones 582 mil 299 y una segunda en 2005 por 35 millones 454 mil 518. Las dos adendas suman 78 millones 36 mil 817 pesos, es decir, un 163 por ciento del contrato original.

Estas maniobras implicaron que una obra presupuestada para 47 millones 969 mil 563 pesos terminaran costando 126 millones de pesos.

Los auditores revelaron que: “No fue posible observar la documentación soportante de las adendas firmadas. La justificación sobre las razones de que haya nuevas partidas y aumento en cantidades no fueron demostradas, puesto que no se trata de un nuevo diseño o cambio de área a desarrollar. Estos aumentos exceden, grandemente, los imprevistos incluidos en el presupuesto original”.

Unas 10 compañías fueron favorecidas en 2006 por el Banco Nacional de Fomento de la Vivienda (BNV), que no retuvo el 1 por ciento de ley para el fondo de pensiones de los trabajadores de la construcción sindicalizados. La pérdida por este “olvido” fue de 7 millones 460 mil 22 pesos

De igual forma, los auditores encontraron que el BNV, sin mayores investigaciones, concedió un préstamo con garantía hipotecaria de 92 millones de pesos a Inversiones Macro, SA; Globaltek, LTD; Inmobiliaria Kennedy, S.A. e Inversiones Eva.

Los 92 millones de pesos iban a ser destinados “única y exclusivamente a financiar los trabajos de diseño, construcción, instalación, activación, y operación de una red satelital, para proveer al Departamento de Educación del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, de acceso al Internet, para todas las escuelas públicas y otras dependencias de éste".

Al final, las autoridades del BNV solo entregaron la primera partida, de 63 millones de pesos. Porque en 2005, un año después del desembolso, las referidas empresas, que no cumplieron el punto cuarto del acuerdo de pago, concedieron al BNV, en “dación de pago”, los cinco locales comerciales ubicados en el edificio de oficinas Torre Global y un local comercial en Diamond Mall.

Sin embargo, aunque el valor de los inmuebles era de 72 millones 509 mil 360 pesos, en los registros del BNV se recibieron en recuperación de crédito por 69 millones 709 mil 360 pesos. La diferencia en la transacción fue de 2 millones 800 mil pesos, correspondientes al local 43-A ubicado en Plaza Diamond Mall.

En 2005 los inmuebles fueron vendidos a una compañía aseguradora por 53 millones 600 mil pesos, y se produjo, según los auditores de la Cámara de Cuentas, una pérdida de 16 millones 109 mil 360 pesos en la transacción.

En conclusión, la opinión de los auditores sobre este caso es que “el referido financiamiento no benefició las operaciones ni las funciones para lo cual fue creado el Banco, ya que el destino del préstamo era para desarrollar una actividad en el exterior y no se crearon los mecanismos apropiados para los desembolsos y de recuperación que evitara la situación ocurrida (ejecución de la garantía y pérdida financiera en la realización de la misma).

En el BNV aseguraron que para conceder el préstamos se apoyaron en el análisis de los estados financieros auditados por Price Waterhouse (PwC) para los años 2001, 2002 y 2003. Y que los inmuebles tenían un valor de 132 millones de pesos, según tasador externo. Después, cuando los dueños de las empresas no pudieron pagar, se descubrió que su valor real era poco más de la mitad de los 132; era 72 millones 509 mil 360 pesos.

Leonardo Matos Berrido, entonces gerente general del BNV, replicó a los auditores: “Fue una operación efectuada en un momento sumamente inestable para la economía nacional y es muy difícil determinar si fue buen o mal préstamo”.

No obstante, los peritos replicaron que “sobre la inestabilidad económica nacional que se comenta, es importante destacar que este financiamiento fue otorgado para una operación en el exterior, por tanto la situación nacional no podía afectarla”.

Pago a contratistas sin retenciones aplicadas

Entre los “errores” e irregularidades que le costaron cerca de 100 millones de pesos al Estado Dominicano se encuentran también los pagos a contratistas sin retenciones aplicadas.

Unas 10 compañías fueron favorecidas en 2006 por el Banco Nacional de Fomento de la Vivienda (BNV), que no retuvo el 1 por ciento de ley para el fondo de pensiones de los trabajadores de la construcción sindicalizados. La pérdida por este “olvido” fue de 7 millones 460 mil 22 pesos.

Además de eso, los hallazgos de los auditores incluyen retenciones no aplicadas a pago de obras, 1 millón 492 mil 004; firma de contrato con Ada Resort, S.A.; 1 millón 428 mil 881 pesos; pago en exceso a la Empresa Constructora en RED, S.A., 462 mil 565; firma de contrato con la empresa Tabor, S.A., 3 millones 720 mil 939 pesos; pago adicional por diferencia en precios 5 millones 837 mil 369; modificación en el costo para construcción de viviendas, 4 millones 179 mil 212; incremento del presupuesto original por escalamiento de precio sin cumplir con el contrato, 15 millones 990 mil 239; ITBIS retenido y no remitido a la DGII, 24 mil 465.

Reporteros de Acento.com.do intentaron comunicarse con el doctor Leonardo Matos Berrido, para que ofreciera sus puntos de vista sobre el contenido de la auditoría, pero no fue posible localizarlo.

Ver ¿Te gustó este artículo? te recomendamos...

Ver Comentarios

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad