/ Noticias por fecha

Noticias detalle

Deportes

La mayor manifestación de doble moral (Sosa, Bonds y Clemens)

La mayor manifestación de doble moral (Sosa, Bonds y Clemens)

Si bien es cierto que estos beisbolistas extraordinarios usaron sustancias prohibidas, de la misma manera el negocio de las Grandes Ligas los utilizó a ellos

La mayor manifestación de doble moral (Sosa, Bonds y Clemens)
Roger Clemens, "El Cohete". Acento.com.do/Archivo

Desde que José Canseco y su libro abrieron la caja de Pandora sobre el tema de los esteroides, todos los amantes del béisbol y del morbo han estado esperando este momento.

Es decir, el momento en el  que podrían recibir su castigo los protagonistas de la llamada “Era de los esteroides”.

Samuel (Sammy) Sosa, Barry Bonds, Roger Clemens y Mark McGwire, entre otros, a quienes llamaremos “los posibles castigados”, formaron parte de la boleta para la votación al Salón de la Fama. Y fueron incluidos en la boleta junto a más de una decena de peloteros que, a pesar de que algunos merecen entrar a Cooperstown, ninguno tiene números semejantes a los de “los posibles castigados”.

Ya las boletas están llenas y todos los acreditados en la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos (BBWA) votaron por sus favoritos o, más bien, por los que entienden deben ser exaltados.

Por lo que se percibe, en su mayoría, los seguidores de las Grandes Ligas están predispuestos con que “los posibles castigados”, no serán elegidos.

Dentro del gran caudal de merecedores al honor de Cooperstown se encuentra Graig Biggio, quien -entre los que tienen los mejores números para ir a Cooperstown- es el único que no ha sido mencionado en el caso de los esteroides. Biggio, sin dudas, es el que podría salvar esta elección y ser seleccionado como único exaltado en 2013.

Daría mucha pena y hasta vergüenza que jugadores como Sosa y McGwire, quienes se encargaron de levantar el béisbol de Grandes Ligas con su batalla de cuadrangulares, o Roger Clemens y Barry Bonds, quienes son posiblemente el mejor lanzador y el mejor bateador de la historia del juego respectivamente, no logren entrar a Cooperstown en su primera elección. (Segunda en el caso de McGwire).

La justificación que algunos presentarán es el uso de los esteroides. A esos les pregunto: ¿Qué pasa con las marcas implantadas? ¿Las borramos? ¿Qué pasa con todos los artículos, especiales de televisión, libros y las ganancias que tuvieron muchos periodistas? ¿Devolverán esas ganancias?

Si a estas simples preguntas su respuesta fue un rotundo NO, entonces ¿con qué moral pueden descalificar a estos jugadores?

Si bien es cierto que estos beisbolistas extraordinarios usaron sustancias prohibidas, de la misma manera el negocio de las Grandes Ligas los utilizó a ellos.

Con el anuncio de los exaltados este miércoles, los posibles escenarios serían los siguientes:

1)   Se dispersan los votos de los escritores, provocando que jugadores que en otra situación no hubiesen entrado al Salón de la Fama es probable que logren entrar o por lo menos quedarse en la boleta. Pero nadie es exaltado.

2)   Graig Biggio es exaltado, pero “los posibles castigados” se quedan fuera.

3)   Escenario Ideal: “Los posibles castigados” y Biggio son electos al Salón de la Fama.

A final de cuentas lo importante no es lo que piensen algunos más “tradicionalistas” que otros, sino que gane el béisbol.

Aunque el factor de la cantidad de buenos jugadores en esta boleta es importante en la posibilidad de que nadie sea exaltado, la realidad es que si Bonds, Sosa, Clemens, McGwire y los demás no hubiesen estado implicados en el tema esteroides, no estuvieras leyendo esto, porque no cabría duda de que serían exaltados.

Pero a pesar de estas líneas lo único que parece ser seguro es que estos jugadores seguirán siendo castigados.

Twitter: @JorgeChaljub

 

Ver ¿Te gustó este artículo? te recomendamos...

Ver Comentarios

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad