/ Noticias por fecha

Noticias detalle

Actualidad

El Félix Bautista de Danilo Medina

Pimentel Kareh al frente de la OISOE y las promesas de transparencia de Danilo

Pimentel Kareh, Ricardo Pellerano, Azor Hazoury y Angel Rondón se vieron obligados a devolver millones de dólares que recibieron como pago para permitir que Baninter se tragara a la APAP luego de que fuese aprobada la Ley Monetaria y Financiera. No fueron imputados judicialmente, pero se vieron obligados a renunciar a la APAP.

Pimentel Kareh al frente de la OISOE y las promesas de transparencia de Danilo
Miguel Pimentel Kareh, en fotografía de su Facebook Facebook

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La poderosa Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), que Félix Bautista abandonó en agosto del 2010 para ocupar una posición como senador, es una de las instancias de mayor poder discrecional y de más influencia en el ámbito oficial. Todo el mundo le reconoce, inclusive, más poder que el Ministerio de Obras Públicas, que ya es mucho decir.

La OISOE ha estado, desde que fue creada por Joaquín Balaguer, en el centro del poder. Sus manejos administrativos y discrecionales, así como la asignación de obras a ingenieros amigos, familiares, congresistas y otros allegados, es motivo de cuchicheos en todos los ámbitos. Félix Bautista no ha podido siquiera responder a las auditorías del 2008 que le hicieron los técnicos de la Cámara de Cuentas, y las auditorías del 2009, 2010, 2011 se desconocen sus resultados. Como senador que es, hasta el 2016, probablemente ni siquiera se ocupe de responderlas. El olvido es terrible en esos asuntos estatales.

"No voy a negociar con la mediocridad, no voy a negociar con los deshonestos, no voy a negociar con el desgano", dijo Danilo Medina el 16 de agosto, apenas unas horas antes de designar su gabinete presidencial, incluyendo al ingeniero Miguel Pimentel Kareh como nuevo jefe de la poderosa OISOE en la que reinó Félix Bautista hasta el 2010.

Miguel Pimentel Kareh no es conocido como un político, tampoco como un hombre de la confianza y la cercanía de Danilo Medina. Ha sido un constructor, gestor de empresas y además fue miembro del Consejo de Directores, hasta septiembre del 2003, de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos (APAP), y fue denunciado por las autoridades monetarias y por el presidente de la Junta de Directores de la entidad, Héctor Mateo, de intentar vender por 90 millones de dólares esa entidad a Ramón Báez Figueroa. Fue obligado a devolver el dinero recibido por esa acción ilegal y también tuvo que renunciar como miembro del Consejo de Directores de la APAP.

Miguel Pimentel Kareh es un empresario exitoso. Su bajo perfil en los medios de comunicación lo llevan a ser más discreto de la cuenta. Son escasas las fotografías suyas en redes sociales o en diarios nacionales. El 9 de agosto pasado, luego de abrir una cuenta en Facebook, colocó un mensaje de rectificación en el sentido de que ya no estaba como imputado en una denuncia de estafa, con falsedad de documentos, que le impuso su propio hermano, Víctor Pimentel Kareh, quien lo acusó "del crimen de abuso de firma en blanco, uso de documentos falsos y asociación de malhechores".

El 9 de agosto Pimentel escribió en Facebook un mensaje sugerente

El mensaje de Facebook del 9 de agosto es muy elocuente. Miguel Pimentel Kareh no es dado a dar explicaciones, prácticamente a nadie. Actúa con agresividad y tiene varios conflictos judiciales, todos de intereses particulares por negocios de construcción, adquisición y venta de inmuebles. Fue de los compradores del aún inconcluso Hotel El Prado, ubicado en el Malecón, y todavía guarda conflictos por esos negocios, incluyendo al ingeniero Miguel Vargas Maldonado.

También fue socio del Hotel Decameron, cerrado hace aproximadamente 10 años, y mantiene compromisos con el Estado, a través de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), que no resultan del todo transparentes.

El siguiente es el mensaje dejado por Miguel Pimentel Kareh en su página de Facebook desde el pasado 9 de agosto:

(Sic) "En fecha del 20 de Agosto del 2004, la Secretaria del Spetimo Juzgado de la Instruccion del Distrito Nacional, Elizabeth Smith, expide una certificación en la cual hace constar que en el expediente numero 183-2003 adición al expediente 217-2003, el ING. Miguel Pimentel Kareh, NO FIGURA COMO INCULPADO.

Este resumen de la resolución emitida se refiere a supestos incumpamientos al ING Miguel Pimentel Kareh relacionado al escandalo producido sobre entidades bancarias y financieras en la que el ING. participó como miembro y resultaron varios artículos donde se le inculpaba por razones varias".

Obviamente, y sin mencionarlo, se refiere a la intención de vender los derechos de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos, que ejecutó como miembro del Consejo de Directores y que lo llevó a ser excluido de la entidad, junto a otros dos socios, luego de una intensa batalla interna, que los obligó a devolver 55 millones de dólares recibidos de Ramón Báez Figueroa y el Baninter.

Acusado por su hermano de falsedad de documentos y asociación de malhechores

Cuando Danilo Medina dijo que "seré implacable con los deshonestos, los oportunistas, y los soberbios", obviamente no tenía en mente algunas de las designaciones que momentos después anunciaría.

Por eso fue tan enfático en decir: "Yo les aseguro, que desde la Presidencia de la República, garantizaremos la transparencia, elevaremos la calidad del gasto público y avanzaremos firmemente, hacia una gestión pública austera, cada vez más profesional y efectiva".

El decreto 460-12 designó a Miguel Pimentel Kareh, director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, y con esa decisión estaba elevando a una posición política y estatal de relevancia Miguel Pimentel Kareh, ingeniero que desde abril ha estado promoviendo su figura, como lo demuestra una entrevista que le hizo Jairon Severino en Listín Diario ese mes.

La triste historia de cómo Pimentel Kareh se asoció para vender lo que no era suyo

En una reunión del Consejo de Directores de la APAP, el presidente Héctor Mateo, dijo unas palabras que conmovieron a casi todos los presentes. Estaba pidiendo la renuncia de los miembros que habían traicionado la confianza en los valores éticos, entre los que se encontraba el ingeniero Miguel Pimentel Kareh:

"Les solicito al Dr. Azor Hazoury, al arquitecto Miguel Pimentel K. Y al doctor Ricardo Pellerano, que han sido señalados con responsabilidad en la inconsulta operación, ampliamente comentada, renunciar de sus cargos, como un gesto de noble desprendimiento", les dijo.

La sentencia en primer grado del caso Baninter, la número 350-2007, dijo que "Entre Baninter y la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos de la República Dominicana, se realizaron negociaciones dirigidas a asegurar una eventual fusión de ambas entidades una vez entrara en vigencia la Ley No. 183-02, Monetaria y Financiera. A tales fines fueron aperturados en Baninter catorce certificados financieros distribuidos de la forma siguiente: a) A favor de Angel Miguel Rondón, seis certificados financiaros a nombre de Lancaster Int. Services, Bayside Capital Holding, Venmorely Investments, Librec Investment y Roymar Corporation, para un total de doscientos cinco millones ochocientos setenta y cinco mil pesos (RD$205,875,000.00); b) A favor de Ricardo Pellerano Paradas, cuatro certificados financieros a nombre de Oakville Portfolio Int., Trek Global Investment, Seandel Financial y Astrion Property Group, por un valor total de noventa y un millones de pesos (RD$91,000,000.00); c) A favor de Miguel Pimentel Kareh, tres certificados financieros a favor de Farden Business Corp., Galano Media Int., Jay Overseas Corp., por un monto total de doscientos cinco millones ochocientos setenta y cinco mil pesos (RD$205,875,000.00); y d) Un certificado financiero a nombre de Bay Hurst Investment, por un valor de diez millones de dólares (US$10,000,000.00)....".

Luego de muchas negociaciones, los implicados en la operación buscaron la opción de salir como solicitó el doctor Héctor Mateo, y de paso por la presión que pusieron las autoridades monetarias y los demás miembros de la Junta de Directores de la APAP, se vieron obligados a devolver el dinero recibido. Así lo dice la sentencia:

"En fecha 18 de diciembre del año 2003, los señores Angel Miguel Rondón Rijo, Ricardo Pellerano Paradas y Miguel A. Pimentel Kareh, se comprometieron a rembolsar al Banco Central de la República Dominicana y al Banco Intercontinental, la suma de setenta y cinco millones cuatrocientos catorce mil seiscientos ochenta y seis pesos con noventa y cinco centavos (RD$75,414,686.95) y doscientos trece mil seiscientos ochenta y cuatro dólares con cuarenta y un centavos (US$213,684.41), valores que recibieran en ocasión de esta negociación".

El doctor Negro Veras intentó proseguir con el proceso judicial contra los señores implicados en el caso de la APAP, pero la justicia se negó a profundizar más en ese expediente.

Tuvo que renunciar de la Junta de Directores de la APAP

La carta que entregó Miguel Pimentel Kareh a la APAP, el 5 de septiembre del 2003, dice lo siguiente:

"1 de septiembre 2003. Luego de saludarles, me refiero a mi carta suscrita en fecha 22 de julio del año en curso, en la cual presenté renuncia a mis funciones de Director de ese Consejo, en razón de las múltiples ocupaciones que tengo actualmente.

Posteriormente en fecha 18 del mes de agosto, revoqué la renuncia presentada, ya que pensé me sería posible coordinar mis ocupaciones con la función de Director. Sin embargo, nuevos proyectos que estoy iniciando, me obligan a solicitarles que reciban y acepten mi renuncia presentada mediante correspondencia de fecha 22 de julio del año en curso".

La carta del 22 de julio decía solamente lo siguiente: "En razón de mis múltiples ocupaciones, me veo en la necesidad de renunciar como miembro de esa Junta de Directores de esa prestigiosa institución".

Por supuesto, la renuncia fue inmediatamente aceptada y notificada a las autoridades monetarias, que así lo habían requerido. A partir de ese caso, todos los miembros de directores de las entidades financieras deben responsabilizarse solidariamente, con sus propios bienes, por los actos de sus ejecutivos e instituciones.

Intolerante con los actos de corrupción, dice Danilo Medina

"Nuestro gobierno será intolerante con actos de deshonestidad o de despilfarro de los recursos. Fortaleceremos los instrumentos institucionales para su prevención, corrección y sanción", declaró Danilo Medina en su discurso del 16 de agosto.

"Desarrollaremos un sistema de consecuencias que reconozca a quienes cumplan meritoriamente con sus deberes, pero que sancione de manera ejemplar a quienes puedan traicionar la confianza de la ciudadanía en el manejo de fondos públicos", dijo el recién instalado presidente de la República.

"Estoy decidido a ponerle fin a la impunidad en nuestro país, mediante la lucha decidida contra la criminalidad y la corrupción", reiteró.

Miguel Pimentel Kareh fue descargado de la acusación de asociación de malhechores que le hizo su hermano

La lucha con su socio y hermano, Víctor Pimentel Kareh, aparentemente se inició en el 2001, cuando éste presentó querella formal en la jurisdicción penal contra el ingeniero Miguel Pimentel Kareh.

El conflicto tiene como fondo un contrato de venta de acciones en la compañía Pimentel Kareh y Asociados (PIKASO), en la que Miguel era el presidente y Víctor Vicepresidente. Eso incluía acciones en la empresa Caribbean Villages Club & Resort Dominicana S.A.

El caso está registrado en el expediente 380-01, y allí Víctor alega que su hermano Miguel, el 3 de junio de 1992, utilizó una firma suya, en un papel en blanco, "y supuestamente llenada en relación a la venta de las acciones indicadas, por el Ingeniero Miguel A. Pimentel Kareh, esto es, lo acusa en esta ocasión, de la comisión de Crimen de Abuso de Firma en blanco, Uso de Documentos Falsos y Asociación de Malhechores".

Un auto de No Ha Lugar, en este caso, se produjo mediante la sentencia 54-2001, del 21 de diciembre del 2001, ratificado por la Cámara de Calificaciones, por el Cuarto Juzgado de Instrucción, que descargó totalmente al ingeniero Miguel Pimentel Kareh "de la comisión del hecho criminal que le fuera imputado por el arquitecto Víctor Pimentel Kareh".

Y Danilo Medina, además de promover "en todas las instancias la cultura de la legalidad y la transparencia", prometió hacer firmar a todos los funcionarios un Código de Ética que los limite en sus actuaciones:

"Un Código de Ética que suscribirán todos los servidores públicos al momento de ser designados en altos cargos, donde cada designado o designada asumirá un compromiso ante mí y ante la Sociedad Dominicana, a través del cual se establecen las normas básicas de comportamiento que aceptarán cumplir por el solo hecho de ser designados".

Y juró que así lo haría cumplir: "Dios es testigo de mi sinceridad. Mi guía será aquella frase del Evangelio: "Por sus frutos los conoceréis". Por eso, desde ahora, hablarán los hechos.

Ver ¿Te gustó este artículo? te recomendamos...

Ver Comentarios

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad