/ Noticias por fecha

Noticias detalle

Actualidad

Luis Rosario criticó la apatía del Estado dominicano y dijo que el matrimonio homosexual atenta contra la familia

Sacerdote dice "mal ejemplo" del embajador Brewster daña a la familia dominicana

“Es un cuadro bastante triste el que estamos viendo y hace que este país nuestro sea considerado como un gran hospital de enfermos sexuales, que definitivamente necesita una intervención rápida por parte del Estado, la sociedad y las instituciones”.

Sacerdote dice "mal ejemplo" del embajador Brewster daña a la familia dominicana
Luis Rosario criticó la apatía del Estado dominicano. Saturnino Vasquez/Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El sacerdote Luis Rosario, criticó el papel del Estado en el control natal y la prevención del aborto, además de rechazar el matrimonio homosexual y advertir que la presencia del embajador de Estados Unidos, James (Wally) Brewster con su esposo Bob J. Satawake, es un "mal ejemplo" para la familia dominicana.

Durante una rueda de prensa realizada en la Casa de la Juventud este jueves 06, el coordinador de la Pastoral Juvenil, reprochó la supuesta inercia del gobierno en establecer actitudes en contra de los que denominó “mercado sexual”, que según afirmó, puede ser encontrado en los barrios de Santo Domingo y otras ciudades del país.

“A pesar de todo el esfuerzo, muchas veces negativo que realiza el Estado y a nivel internacional para controlar el nacimiento de niños y niñas y controlar los embarazos en adolescentes, incluso repartiendo preservativos en las calles o promoviendo el aborto, en República Dominicana, este tema es realmente un enorme desafío”, afirmó.

En ese orden, recalcó la problemática del comercio sexual en el país y la tachó de escandalosa, resaltando situaciones en los que hay grupos familiares que viven al lado de prostíbulos, de cabañas, moteles, sin ningún tipo de control, sin que el Estado dominicano no haya hecho trabajado en este sentido.

Asimismo, en referencia a la “educación sexual”, Rosario la calificó como una “instrucción del funcionamiento el cuerpo humano y como se puede hacer para controlar un embarazo”, la que, según dijo, no tiene nada de educación.

Incluso criticó que en juegos de pelota, en los que existe un permanente bombardeo para el uso de estimulantes sexuales, de pastillas anticonceptivas de antes y después de la relación sexual, incluso de tipo abortivo.

“Es un cuadro bastante triste el que estamos viendo y hace que este país nuestro sea considerado como un gran hospital de enfermos sexuales, que definitivamente necesita una intervención rápida por parte del Estado, la sociedad y las instituciones”.

El sacerdote Luis Rosario, criticó severamente la proliferación del aborto, incluso en contra de lo que establece el artículo 37 de la Constitución dominicana, problemática la cual “campea por todas partes”.

Expuso que sociedad está fundamentada bajo la base del matrimonio y la familia, y dijo que muchas de las contrariedades que existen en la nación son originados por la “falta de un hogar que haga posible también que las nuevas generaciones vayan encaminándose en forma adecuada”.

“Donde falta una orientación, donde falta el calor de un padre y una madre que están al lado de sus hijos, pues ahí prácticamente todo se desploma”.

Homosexualidad.

En ese tenor, el sacerdote Luis Rosario expresó que hay una proliferación de mensajes que no son favorables para el matrimonio y la familia, como el referente a la homosexualidad y el matrimonio del mismo sexo que, según explicó, se ha venido imponiendo incluso en las autoridades.

Rosario puso como ejemplo la llegada del embajador norteamericano, James “Wally” Brewster, quien arribó al país en compañía de su pareja sentimental, tras contraer nupcias con Bob J. Satawake, y lo consideró como un mal ejemplo para la sociedad y la familia dominicana, ya que envía un “meta mensaje sumamente negativo”.

Recalcó que el envío de representantes diplomáticos con la misma “condición”, se ha repetido en otros países y afirmó que con este tipo de ejemplos, los niños y niñas se desarrollan en una “total desorientación”

“Nosotros tenemos la capacidad de pensar, pero hay niños y niñas que van creciendo con esta confusión. Es una disfunción de tipo de pensamiento y de estructura intelectual y moral, la que se ocasiona en este mundo”, señaló.

“Escuché por ejemplo la critica que hace una comisión de la ONU al Vaticano con respecto a la temática de la pedofilia”, continua diciendo, “pero esa misma comisión habla del derecho al aborto, a los matrimonios homosexuales a la educación sexual, entendida como instrucción, como entregar preservativos”.

En ese orden, fustigó la participación de los medios de comunicación, ya que están permanentemente incitando al morbo y provocando a la sexualidad fuera de lo que es un plan humano de desarrollo, como lo es la presentación de pornografía.

Finalmente, admitió que dentro de las instituciones eclesiásticas se producen casos lamentables, aunque subrayó que no es política de la iglesia el engendrar personas que, sea cual sea el grado de autoridad que puedan tener, se encaminen por senderos inapropiados.

Ver ¿Te gustó este artículo? te recomendamos...

Ver Comentarios

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad