/ Noticias por fecha

Blog detalle

Contra la corriente 

Wally Brewster y un debate innecesario

Wally Brewster y un debate innecesario

Saber más Acerca del Autor

Blog detalle

José Alberto Ortíz

Abogado

Sobre mí

Siervo de Cristo, esposo de Priscilla, abogado litigante, estudioso de la Biblia y defensor de la vida y la familia.

El presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Barack Obama, en el más reciente episodio de sus controversiales decisiones, involucró a la República Dominicana.

Nuestro país se suma a un listado de naciones a las que el gobierno más poderoso del mundo se apresta a enviar embajadores gays. Sin embargo, debemos dejar claro que como articulistas no vamos a criticar la orientación sexual del embajador propuesto por Obama. Ese no es nuestro problema.

El inconveniente que vemos con la presentación de James “Wally” Brewster como candidato a embajador en la República Dominicana por ante el Senado no es, reiteramos, su preferencia sexual, sino su activismo a favor de la causa GLBT.

“Wally” Brewster es el presidente de la Comisión GLBT del Partido Demócrata. Amparado en dicha calidad, recaudó más de medio millón de dólares para la campaña reeleccionista de Obama. Es un activista comprometido con la lucha a favor de los derechos de las personas GLBT y el premio a su trabajo político durante la campaña fue enviarlo a un país caribeño que constitucionalmente le ha bloqueado a las personas GLBT sus intenciones de contraer matrimonio y criar hijos.

En las emisiones noticiosas del fin de semana, el director de la ONG GLBT “Amigos Siempre Amigos” Leonardo Sánchez explicó que la llegada del nuevo Embajador significaba el impulso necesario para esa comunidad. No está en discusión la posibilidad de que esta designación trae consigo una nueva etapa en la vida de la comunidad GLBT dominicana.

El envío de una decena de embajadores activistas GLBT, prueba que la difusión de los derechos GLBT es un pilar de la política exterior de los Estados Unidos. Bien lo reseñó en este diario el dirigente de izquierda Miguel Mejía, al criticar la política exterior del gobierno estadounidense, señalando que las batallas políticas se ganan mediante la persuasión y el debate y no mediante la imposición.

En la práctica, la designación de Brewster y sus colegas es un cumplimiento de una promesa que Hillary Clinton, entonces Secretaria de Estado, hizo en el año 2011: “La difusión de los derechos para las minorías GLBT será un pilar de la política exterior”.

Barack Obama se convirtió el año pasado en el primer presidente en ejercicio que públicamente apoya el matrimonio homosexual. Esta misma semana, podría consumarse el hecho de que la Corte Suprema Federal de los Estados Unidos convierta el matrimonio gay y la crianza de hijos por parte de estas personas en un derecho protegido por la propia Constitución, al igual que como se decidió con el aborto en 1973 en la infame sentencia Roe vs. Wade.

Entonces, nos preguntamos: por qué se escoge a República Dominicana. A un activista pro GLBT como el propio Obama, estoy seguro que le desagradó saber que en el año 2010 nuestro país aprobó una Constitución que estableció el matrimonio formado por la unión de hombre y mujer como fundamento de la familia. Obama sabe que una amplia mayoría de la población dominicana rechaza que dos personas de un mismo sexo puedan unirse en matrimonio y formar una familia. Como no le es posible convencer a la población dominicana de su ideología, ha optado por la imposición, acto típico de gobiernos imperialistas como el suyo.

Por la parte que corresponde al gobierno dominicano, antes de otorgar el placet, el Presidente Medina debió considerar que por encima de las relaciones con un socio comercial están los principios nacionales, consagrados en la Constitución. Al autorizar la designación de “Wally” Brewster como Embajador, el Presidente Medina abre las puertas a un debate que debió quedar cerrado en el año 2010, cuando la República Dominicana se dio a sí misma una Constitución que definió el matrimonio entre hombre y mujer como fundamento de la familia.

Ver Comentarios

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver las Opiniones

Editorial

Publicidad

NoticiasJosé Alberto Ortíz